Carta Bertolucci

Cardenal Jorge Mario Bergoglio
Av. Rivadavia 415 CP C1002AAC -
BUENOS AIRES - C.A.B.A.

Franco Bertolucci Vázquez, DNI XX.XXX.XXX, constituyendo domicilio en XXXXXXX NNN, bautizado en el año 1996 en la Iglesia San Antonio María Zaccaria, Av. Montes de Oca 1820 de esta ciudad, me dirijo al Sr. Arzobispo en su carácter de responsable de los archivos de registros bautismales de la República Argentina para informarle mi decisión de apostasía y con el objeto de solicitarle que todo registro relativo a mi persona mantenido por la Iglesia Católica Apostólica Romana sea eliminado.

En plena conciencia y con entera libertad, sin importar el agnosticismo dominante en mi núcleo familiar, a los 8 años decidí motu proprio, bautizarme. Hoy, catorce años más tarde, he resuelto que no deseo pertenecer a la Iglesia Católica Apostólica Romana. Esta es una decisión que medito hace varios años, que se vio pronunciada por la encíclica Spe Salvi del Sr. Joseph Ratzinger, que constituye un ataque al sistema republicano y un giro conservador irreconciliable con la vigencia de los derechos humanos. Mi decisión no admite mayor demora ante las recientes manifestaciones del Sr. Jorge Bergoglio con respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo, que considero carentes de compasión, contrarias a mis convicciones y una intromisión inadmisible en cuestiones de derecho de nuestra república. Alentar la privación de legitimidad y de amparo jurídico a dos personas que se aman es inaceptable para cualquier persona de buena voluntad. No aceptar al prójimo es negar su pertenencia la gran familia universal que todos deberíamos integrar como hijos de Dios, la Naturaleza, lo Uno, lo Todo, Big Bang o como cada cual quiera llamarlo, sin importar especie, sexo, raza, religión o sexualidad. No aceptando el matrimonio entre personas del mismo sexo, la Iglesia deja desamparados a miles de niños que, de hecho, son hijos de homosexuales (y miles de homosexuales que, de hecho, son hijos de Dios). Es negarles una familia. Si eso no es destrucción de la familia... ¿Qué lo es?. Ser intolerante y negar la realidad no soporta el menor análisis de valores como amor al prójimo y compasión que dice la Iglesia sostener. Por otra parte me niego rotundamente a la intromisión de la Iglesia en decisiones civiles y políticas de Estado. La Edad Media y la mal llamada Santa Inquisición han terminado, espero sepan notificarse.

Fundo mi derecho a apostatar en el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el Artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, y la Ley 25.326 de nuestra república. En consecuencia, solicito que en el plazo legal de cinco días haga suprimir todo registro sobre mi persona que actualmente se halle bajo responsabilidad de la Iglesia Católica Apostólica Romana, bajo apercibimiento de iniciar las acciones de protección de datos personales. Asimiso solicito que se me notifique por escrito al domicilio arriba constituido sobre la conclusión del procedimiento. Sirva la presente de formal notificación conforme al Art. 16 inc. 2 de la Ley 25.326. Atentamente,

Franco Bertolucci Vázquez